SE DUPLICA ARSÉNICO EN AGUA, SEGÚN ESTUDIO DE LA UNAM - El cambio climático ya comenzó, y la guerra por el agua también! - Álvaro Obregón -

SE DUPLICA ARSÉNICO EN AGUA, SEGÚN ESTUDIO DE LA UNAM


El cambio climático ya comenzó, y la guerra por el agua también!

SE DUPLICA ARSÉNICO EN AGUA, SEGÚN ESTUDIO DE LA UNAM

Desastres

Marzo 20, 2019 22:32 hrs.
Desastres Nacional › México Ciudad de México
Diego Alcalá Ponce › Club Primera Plana

¡El cambio climático ya comenzó, y la guerra por el agua también! ¿Qué esperamos?
¡El daño ya está hecho! Pero, ¿quién, o quiénes tienen la culpa de que este problema del agua se haya agudizado, al grado que los daños, al parecer, ya sean irreversibles? La problemática de este vital líquido es realmente grave y preocupante; de ahí que los tres niveles de gobierno deben tomar cartas en el asunto, cuanto antes, para tratar de solucionarla antes de que sea demasiado tarde. Pero a decir verdad, amable lector, este asunto del agua ya no es solo competencia del gobierno, sino de todos, porque se trata de la ’salud de la nación’. ¿Será acaso, que gran parte de la población ya está tomando agua contaminada con arsénico y fluoruro y todavía no lo sabe?
Desde luego que la situación es crítica y compleja, pero no imposible de remediar si se actúa con rapidez, sensatez y firme decisión, porque no se trata de ventilar diferencias políticas, ni de defender los intereses de nadie, sino del bienestar de todos en materia de salud, y eso es más que suficiente para darle la debida prioridad. Nadie en su sano juicio puede oponerse a que este problema del agua sea tratado cuanto antes. ¿Acaso saber que la concentración del arsénico- que es cancerígeno-en el agua sobrepasa la norma 20 o 30 veces no es alarmante y preocupante? ¿No requiere acaso, de urgente y obvia resolución, como dicen los políticos?
Amable lector: Dada las dimensiones y la relevancia del caso que ahora nos ocupa y preocupa, y para que este extraordinario esfuerzo de investigación llevada a cabo por EL UNIVERSAL, no quede solamente en una nota periodística de primera plana, pero sin trascendencia, trataremos de recabar más información al respecto. Así por ejemplo, recurriremos a todas las dependencias y organismos involucrados en este asunto del agua para saber con certeza qué se está haciendo para enfrentar esta apocalíptica crisis que a todos compete y afecta. Asimismo, trataremos de ubicar las poblaciones afectadas y el número de casos de enfermedades que se han presentado hasta la fecha como consecuencia del consumo de agua contaminada por arsénico y fluoruro. En cuanto tengamos más información fidedigna de otras fuentes se las daremos a conocer oportunamente. El texto continúa así:
’Cuenca de la Independencia’. El CGeo Juriquilla ha documentado cómo el arsénico y el fluoruro en grandes volúmenes provienen de las aguas más profundas debido a la sobreexplotación. La edad del agua en el vasto sector estudiado por los académicos dentro de la cuenca Lerma-Chapala fue estimada en un rango de entre10 y 35 mil años, después de ser examinadas en México y en Canadá. Esto indicaría que el agua más joven ha sido ya consumida.
La zona donde se halla la mancha en expansión de pozos contaminados se ubica en lo que en lo que Conagua clasifica como los acuíferos del río La Laja y Laguna Seca, y que tanto los académicos como la población de esa región han denominado ’Cuenca de la Independencia’. Esta denominación le fue asignada porque la población afectada por el consumo de agua de estos acuíferos se hallaba inicialmente en ocho municipios de Guanajuato, emblemáticos para el movimiento armado al que alude su nombre: Dolores Hidalgo, San Miguel de Allende, San José Iturbide, Doctor Mora, San Luis de la Paz y San Diego de la Unión. Ahora se han sumado Celaya e Irapuato, donde se han encontrado evidencias de arsénico y fluoruro recientemente.
Pero el nombre tiene también el propósito de reiterar que se trata de un solo acuífero y no de los dos que clasifica Conagua, como lo ratifica CGeo-Juriquilla. Según una reseña de la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales sobre esa región, el propósito de dividir el acuífero es facilitar la autorización de más perforaciones. ’El agua con arsénico, fluoruro, aluminio y otros elementos proviene de flujos profundos que están ascendiendo al acuífero superior desde rocas fracturadas de origen volcánico, es agua termal que asciende por densidad’, explica el doctor Marcos Adrián Ortega. Detalla que la extracción irracional de la cuenca creó depresiones profundas, pues en la década de los 50 del siglo pasado se hallaba a nivel de suelo, y cuando mucho a cinco o 10 metros de profundidad, mientras que hoy se encuentra después de los 150 y hasta 250 metros, pero aun así siguen perforando pozos.
Según el investigador, en las décadas de los 60, 70 y 80 del siglo XX se establecieron decretos de veda en la zona para establecer un tope de 700 a mil pozos, pero a finales de los 90 había 2 mil 500 y hoy, es decir, hasta 2015, existen más de tres mil. Cree que la sobreexplotación se debe a dos factores principales que atañen a las autoridades hidráulicas: la premisa equivocada de que el agua se recarga cada año con el escurrimiento, aunque ’en realidad el agua se mueve a velocidad de un metro por año’, y la corrupción que ha permitido la expedición de permisos extralegales de perforación. El mayor número de perforaciones, señala, lo tiene la agroindustria de exportación asentada en la región.
Pero, ¿hay elementos o estudios académicos que permitan presumir que hay otras regiones del país con una situación semejante? Ortega Guerrero dice que sí, debido a la reunión de dos factores: las condiciones geológicas y la sobreexplotación, por lo que ’presentan la misma problemática, en mayor o menor grado. Continuará… diegoalcalaponce@hotmail.com


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.