De don Fortino Rentería Meneses y dos poetas damas - EN LAS NUBES - Álvaro Obregón -

EN LAS NUBES

De don Fortino Rentería Meneses y dos poetas damas

Carlos Ravelo Galindo

De don Fortino Rentería Meneses y dos poetas damas

Cultura

Diciembre 27, 2021 19:38 hrs.
Cultura Nacional › México Ciudad de México
Carlos Ravelo Galindo › Club Primera Plana

En estas Navidades, seamos o no creyentes, por ser tiempos en los que se alienta la amistad y el amor, tengamos fe y esperanza.
A propósito nuestra amiga la doctora, escritora, periodista, académica y espléndida amiga, de quien siempre se aprende algo, doña Rosa Chávez Cárdenas, nos platica, y lo compartimos con alegría y agradecido, por su confianza:
’Ayer 24 no me sentia nada bien 😢 Resulta que muchas frutas, el morron, el chile poblano, el café me disparan una alergia en mi boca, muy, muy molesta. (Tarde años en descubrirla)
Hoy no desayune fruta, solo una mandarina. Me siento muy diferente.
Me pregunté. Que me hace feliz? Y fue algo tan simple, estar en mi cama bien cobijada, hasta con guantes porque mi recámara es muy fría, viendo una película en Netflix. "Misterio" bebiendo un te y una rebanada de pastel que hizo mi nieta.
🎂Me olvide de preocupaciones.
El lunes sera otro dia 🙂 los invito a revisar que les hace felices
Feliz Navidad. Rosa’
En abundamiento a lo dicho, me permito obsequiarles dos versos en décimas de la poesía del doctor+ Fortino Rentería Meneses (1901-1995), titulada ’Meditación’:
No hay que pensar en la pena
sino pensar en placeres;
cumplir con nuestros deberes
con nuestra mente serena:
que no encontremos dilema
que resolver no podamos,
y que el camino que andamos
lo crucemos con firmeza;
con gusto, amor y entereza
¡gozando de lo que amamos!
Meditemos con fervor,
con devoción y ternura,
alejando la amargura
y lo que cause pavor;
seamos cual la blanca flor,
que aún cortada da elegancia,
nos perfuma su fragancia,
y aún cortada, luce bella
y brilla como una estrella…
dándonos ¡fe y esperanza!
Fue el médico + padre de losTeodoro Rentería Arroyave.
Enseguida la plática, en Constelación Andrómeda, de la también poeta Norma Vázquez Alanís que denomina la tecnología cambió las formas de conversar.
El milenario arte de la interlocución, que tan minuciosamente documentó la historiadora y crítica literaria italiana Benedetta Craveri en su obra La cultura de la conversación, se ha perdido irremediablemente como consecuencia del uso continuo de las nuevas tecnologías, capaces de hacer un cruce inmediato de mensajes entre personas distantes, lo cual ha desplazado a la comunicación verbal que hace posible el intercambio directo de ideas.
A esta conclusión llegó Sherry Turkle, psicóloga y socióloga del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MTI), luego de 30 años de estudiar la manera en que las nuevas tecnologías cambian la forma de comunicación de las personas insertas en la era global.
La información reunida durante tres décadas está contenida en su libro En defensa de la conversación. El poder del habla en la era digital en cuyas páginas documenta cómo los más variados tipos de charla: entre amigos, en la pareja, en la familia y hasta la que cada uno mantiene consigo mismo en soledad, han sido erosionados por la tecnología.
Para Turkle, el hábito de conversar cara a cara ha sido eclipsado por el texteo en los dispositivos digitales que posibilitan un diálogo editado, a distancia y por turnos; ello en detrimento de la capacidad de sentir empatía y leer las emociones del interlocutor, además de que modifica las relaciones sociales.
La psicóloga y socióloga del MTI detectó en su investigación la existencia de un círculo vicioso: los padres les dan teléfonos móviles a sus hijos y como éstos no logran que sus progenitores dejen sus dispositivos, pues se refugian en los suyos, de manera que los padres usan esa concentración de sus hijos en los celulares como un permiso para estar en sus teléfonos todo el tiempo que quieran.
El extenso trabajo de Turkle (su libro tiene 500 páginas) analiza el riesgo que corre el género humano al perder la capacidad de hablar a la cara, al eliminar el contacto visual, al negarnos la espontaneidad en una charla en persona, lo que supone cambios que van más allá de cuestiones de forma; la tecnología hace algo más que reconfigurar la forma como conversamos, porque está transformando muchos de los presupuestos que hacen posible una verdadera conversación, es decir, una sintonización con la frecuencia del otro.
La especialista señala que existe una crisis de empatía, generada por un problema en la manera de escuchar, y sin atención no hay conversación posible, la gente está encerrada cada cual en su propio mundo o en sus tribus virtuales y tiene problemas para socializar con el otro. La cultura contemporánea se funda en el atropello de la palabra por la imagen, que en cierto modo acorrala y acota las capacidades expresivas más complejas de la palabra, ahora es el ojo antes que el oído el que decide nuestra elecciones e intercambios.
La conclusión de Turkle es que hemos sacrificado la conversación por la mera conexión, y no hay que olvidar -asegura- que la conversación es la única manera de ser humanos.
Sin embargo en la otra cara de la moneda hay quienes refutan la tesis de Turkle, como el historiador y académico británico Peter Burke para quien la aparición de internet ha traído consigo un desafío en las concepciones que tenía la humanidad tanto de los géneros de conversación como de los espacios para realizarla; hoy las tertulias ya no se producen frente a frente o delante de un café porque internet abrió una nueva vía.
Burke considera que los blogs son una forma de comunicación e igual que los chats ofrecen un espacio virtual para charlar, intercambiar puntos de vista e incluso cortejar; los blogs dan oportunidad a los individuos de expresar sus opiniones sobre temas de actualidad, así como añadir comentarios sobre los juicios de otras personas.
Una ventaja que Burke ve en los chats y blogs es que la imposibilidad de ver o escuchar a los demás que escriben nos libera de ciertos prejuicios. En cualquier caso -apunta-, si pensamos en los blogs como una nueva forma de conversación, junto a otras tradicionales como seminarios, grupos de debate y entrevistas, podemos concluir que el arte de la conversación no está en decadencia, sólo se ha transformado.
Mientras que Juan Francisco Alonso, periodista del diario español ABC y egresado de la Universidad Complutense de Madrid, señala que la web es un foro ininterrumpido de ideas y opiniones que funciona las 24 horas de todos los días, por lo cual piensa que internet es el nuevo paraíso de la conversación y sin límites geográficos en virtud de la constante actividad de los internautas, así como de las aplicaciones creadas para compartir.
Ha sustituido a la tertulia del café, es otro modelo de charla: global en lugar de local, veloz en lugar de pausada, multitudinaria e interclasista en lugar de selectiva; la brevedad de los mensajes en Twitter (sólo 140 caracteres) no necesariamente les resta sustancia.
Asegura Alonso que la conversación en internet revoluciona ya a medios, empresas y ciudadanos porque es posible desarrollar conceptos a través de varios tuits, o incluso que otras personas complementen una idea con respuestas y el hecho de que los políticos de todo el orbe utilicen Twitter es un síntoma de que se trata de una herramienta relevante.
Por último, José Luis Orihuela, profesor de la Universidad de Navarra y especialista en nuevos medios, expone que la web social es un nuevo escenario para la conversación, que no reemplaza a los anteriores, sino que los enriquece, los extiende y los proyecta más allá del mundo físico.
El creciente uso de los blogs, de las redes sociales y de Twitter muestran que los usuarios se están apropiando de la red para conversar, establecer relaciones y compartir tanto información como emociones y aunque la tecnología no suplanta el abrazo ni el café, permite conversar con todos sin importar cuán lejos estén.
Internet es un medio nuevo en el que aún estamos aprendiendo cuáles son las normas de comportamiento y la etiqueta necesaria para que funcione, concluye el catedrático’.
Y nosotros repetimos para todos. Decimos para todos, la esencia dicha ayer:
El espíritu navideño despierta el amor, que duerme en nuestros corazones. Nos recuerda la devoción por el altísimo y nos inspira a ser respetuosos, generosos y amables, con todos los seres vivos de nuestro planeta.
En otras palabras, cambiamos gestos agrios por alegres sonrisas.
Este positivo cambio de actitud y de humor según los creyentes obedece a la influencia de un Espíritu Femenino, con más de dos mil años, cuyo nombre es María.
La intervención de María nos contagia de amor divino y en parte por ello nos sentimos amorosos con nuestros seres queridos, amigos, mascotas, vecinos, conocidos.
Incluso en Navidad tan motivados y eufóricos estamos que estrenamos ropa, aunque sea de ’paca’ y pese al escalofriante aumento de las tarifas eléctricas, insistimos en mantener encendidas todas las luces de nuestro hogar, con la esperanza de que regrese el hijo pródigo y todos nuestros seres que amamos.
craveloygalindo@gmail.com


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.