Bienvenidos todos - EN LAS NUBES - Álvaro Obregón -

EN LAS NUBES

Bienvenidos todos

Carlos Ravelo Galindo

Bienvenidos todos

Cultura

Mayo 25, 2021 21:17 hrs.
Cultura Nacional › México Ciudad de México
Carlos Ravelo Galindo › Club Primera Plana

Este domingo 23 concluyó la aplicación del examen de ingreso a nivel licenciatura en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el cual se realizó en 18 instalaciones académicas de la capital del país para evaluar a 186 mil 570 aspirantes a ingresar a una de las 130 carreras de la UNAM.
Hasta el momento ya tenemos a 64 mil adentro de la jaula de los Pumas. Veamos cuántos más.
Sirva este prolegómeno para retomar lo que en su memoria guarda el colega escritor José Antonio Aspiros.
Nos invita a compartirlo. Y nosotros, felices de hacerlo. Es un privilegio tener esos recursos de grandes colegas.
Díganos si no tenemos razón.
’Estimado amigo:
Tus Nubes casi siempre me inspiran algún comentario o me traen algún recuerdo; a veces, ninguno.
Hoy, lo que escribió don Héctor Perea me remonta al primer recorrido que hice por la Ciudad Universitaria.
Fue cuando los edificios de CU estaban todavía en obra negra y yo también, pues en aquellos finales de los 40 tenía menos de seis años.
Me llevó mi abuelo y tutor en un tranvía que iba sobre lo que hoy es la avenida Revolución (nuestro punto de partida fue Tacubaya), y recorrimos parte de esas incipientes construcciones.
Él murió poco después y el destino ya no me dio la oportunidad de hacer mis estudios superiores en la UNAM (faltó quien me motivara u obligara), sino en otra institución como tú sabes, pero volví más adelante, ya como reportero, en los tiempos del rector Ignacio Chávez.
Desde luego cubrí los actos oficiales y usé los boletines de prensa, pero, aparte, recorría las facultades en busca de "tips" que siempre encontraba en los tableros de avisos y me permitían cubrir también las conferencias, seminarios y otras actividades que ahí se anunciaban.
Recuerdo -pero ya no me tocó cubrirlo- cuando fue dinamitada la estatua de Miguel Alemán y la pedrada en la cabeza a Luis Echeverría, así como la manifestación silenciosa que encabezó el rector Barros Sierra y la ocupación de CU por el Ejército, incluidos muchos testimonios, entre ellos los del ingeniero Heberto Castillo en su libro "Si te agarran, te van a matar".
Por variados motivos he vuelto otras veces a una nueva CU ya con más edificios, un hermoso espacio cultural y una entrada desde el Metro; he recorrido parte de todo aquello: hemeroteca, librería, institutos, oficinas, espacio escultórico, escenarios, y ahora lo que lamento es que los rectores no se animen a rescatar el auditorio ’Justo Sierra’ (o ’Che Guevara’), donde una vez fui a ver la película ’Fando y Lis’, de Jodorowsky.
El año pasado, un libro mío que fue presentado a una convocatoria de la UNAM, no fue seleccionado para su publicación en esa casa de estudios. Y qué bueno; menos vanidad de mi parte.
Y tal vez regrese a esas instalaciones, si es que llega a haber allí alguna ceremonia cuando varios de mis nietos se titulen; a dos de ellas ya les falta muy poco.
Verás entonces que mis recuerdos y comentarios andan entre lo idílico, lo pragmático y lo histórico.
E imposible omitir que mi esposa ---la también escritora y poeta Norma Vázquez Alanís, agregamos nosotros su nombre--hizo su carrera de periodismo en la antigua sede de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, y su servicio social en la Hemeroteca cuando estaba en la calle del Carmen. Salud. A’.
Sí, salud. Pero a la una con una. E invita a don Fausto.
craveloygalindo@gmail.com


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.